Inmobiliario Rural: Gobierno y campo no se pusieron de acuerdo

20/02/2019 El ministro Ballay recibió a la Mesa de Enlace para analizar las subas de las alícuotas. Discutieron dos horas, las partes se mantuvieron firmes en sus posiciones y ahora resolverá Bordet. Danilo Lima

Tras dos horas de discusión, el Gobierno provincial y las entidades agropecuarias que integran la Mesa de Enlace de Entre Ríos no pudieron ponerse de acuerdo en torno a los porcentajes de aumento de las alícuotas del Impuesto Inmobiliario Rural (IIR). Las partes se mantuvieron firmes en sus posturas y, en consecuencia, no quedó espacio para ninguna negociación más. El gobernador Gustavo Bordet, en definitiva, será ahora quien resolverá cuáles serán los incrementos de la emisión 2019 del gravamen.

El ministro de Economía, Hugo Ballay, ratificó que la decisión del Gobierno es incrementar el IIR un 36% promedio, con un “techo” del 45%, mientras los representantes de los productores agropecuarios, según el mandato de sus bases, sólo estaban dispuestos a avalar una suba de entre el 25% y el 30%.

“Discutimos y discutimos, le explicamos nuestra postura en torno a los tramos de los pagos y la capitalización, pero el ministro se cerró en el 36%”, le dijo a DOS FLORINES uno de los dirigentes de la Mesa de Enlace que participó del encuentro.

“Lamentablemente no pudimos llegar a ningún acuerdo y, en principio, de nuestra parte quedó cerrada la negociación”, agregó la fuente. “Veremos qué resuelve el Gobernador”, añadió.

Aunque sin muchas esperanzas, algunos referentes de las entidades agropecuarias aún esperan que Bordet les conceda una entrevista para intentar acercar posiciones. Con los números sobre la mesa y la negativa de las partes a morigerar sus pretensiones parece difícil que ese encuentro se concrete.

Los más probable, ante este escenario, es que las boletas comiencen a llegar en los próximos días con las subas dispuestas por el Gobierno.

La emergencia.

La declaración de la emergencia agropecuaria fue otro de los temas analizados en la reunión de este martes. El secretario de Producción, Álvaro Gabás, en este sentido, se comprometió a analizar con sus técnicos la situación en cada departamento de la provincia –la afectación de los cultivos es muy dispar– y en los casos que corresponda se procederá a la declaración de la emergencia.

Vale recordar que la legislación vigente exige una pérdida del 50% de la producción para que se aprueben los trámites respectivos, por eso lo más seguro es que haya distritos en emergencia y no todo el departamento.

Lo que dice el Gobierno.

Ballay, por su lado, señaló que “el diálogo sigue abierto y seguiremos buscando consensos con éste y todos los sectores”, y remarcó que “el gobernador Bordet ha sido muy claro y lo lleva en todos los sentidos y con todos los sectores. Para nada se cierra el diálogo pero sí entendemos que la conclusión final de la reunión no era la que esperábamos nosotros ni los integrantes de la Mesa, pero no vimos elasticidad en cuanto a sobrepasar eso, que según dijeron era el mandato de sus afiliados”.

Insistió, a diferencia de los ruralistas, en que “el diálogo sigue abierto y de hecho se va a continuar analizando el tema de la emergencia, hay prevista una reunión con el sector arrocero y el secretario de Producción”.

“En el encuentro expusimos la propuesta de un incremento promedio en el Impuesto Inmobiliario Rural del 36%. El 82% de las partidas no supera el incremento del 40% y muchas van a estar por debajo del 36%”, informó el ministro de Economía.

Y remarcó: “Sostenemos los mismos criterios de evaluación, porque esto no es una cuestión subjetiva del gobierno, sino que está fundamentado en fórmulas de cálculo donde los sectores de la mesa de enlace también participan y esta fue la conclusión de la reunión”.

“En años anteriores se había llegado a un acuerdo que este año no se logró, al menos en esta reunión pero el diálogo va a continuar”, reiteró Ballay.