Coopar proyecta cerrar el año con un récord histórico de acopio

18/09/2017 La Cooperativa Agrícola, Ganadera y de Servicios Públicos Aranguren Limitada (Coopar) tendrá record histórico de acopio en su historia, afirmó el jefe de Cereales de la organización, Sebastían Balbi. Los productores asociados tienen grandes beneficios con el sistema y no pagan aranceles para almacenar sus productos.

El acopio se caracteriza por ser competitivo y flexible, como expresión de una compleja actividad económica que requiere conocimientos y dominio de los mercados y los socios de Coopar conocen la capacidad administrativa y técnica de la cooperativa.

La confianza de los productores en la trayectoria y experiencia, le permiten hoy a Coopar proyectar un cierre año fructífero, “con un acopio de 260.000 TONS, que representa un récord histórico para la cooperativa en su historia, ya que en la del año pasado se acopiaron 200.000 toneladas, por las cuestiones climáticas,  por lo que el antecedente que hay es de 215.000 toneladas que fue en la campaña del 14/15”, indicó Balbi.

En ese sentido, explicó que la cooperativa tiene una capacidad de acopio de 135.000 toneladas: “En su Casa Central en Aranguren, donde hay tres plantas, tiene una capacidad de 46.000 toneladas; en Don Cristobal, de 15.000 toneladas; en Nogoyá, 32.000 toneladas; y en Victoria, donde hay dos plantas, llega a 40.000 tonelada y, además, se alquila una planta más que suma 10.000 toneladas más”.

El fuerte “son los granos tradicionales (soja, maíz, trigo, y sorgo) pero, también, Coopar pisa fuerte en lo que es el acopio de granos que se denominan specialities (colza, arveja y cebada)”, detalló el jefe de Cereales.

Actualmente “más del 90 por ciento de lo acopiado es de socios a la cooperativa”, comentó, pero aclaró: “También hay algo de terceros, quienes, finalmente, se terminan asociando a la cooperativa, por los beneficios que brinda”.

Los asociados de Coopar “tienen una cuenta corriente, lo que permite acceder a insumos para la siembra y pagar en cosecha a contra canje, es decir, se le prestan los insumos (gasoil, semillas de los semilleros de la Cooperativa y fertilizantes) al asociado para poder sembrar el cultivo y se paga a cosecha”.

Además,  “se brinda asesoramiento técnico, por los que los profesionales de la cooperativa recorren los campos y están disponibles para consultas”.

Cuando el proceso está concluido, Coopar “no cobra almacenamiento, por lo que el productor entrega su producción y la puede tener por tiempo indeterminado sin vender, que no es un detalle menor, porque en la mayoría de acopios privados y otrascompañías sí cobran almacenamiento”.

 

Asesoramiento comercial

Con el producto a disposición Coopar brinda asesoramiento contable y comercial a sus socios.

“Hacemos mucho hincapié en los mercados a término, que es una herramienta comercial que se le brinda a los socios, que muchas otras cooperativas Y acopios no lo hacen”, destacó Balbi, quien precisó: “Se brinda la posibilidad de operar en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), en el Mercado a Término de Rosario (ROFEX) y operamos de forma directa en Chicago, que es el principal mercado de referencia mundial”.

Al respecto, subrayó que la operatoria del mercado físico  de granos se realiza a través de la cooperativa, “ya que Coopar sale al mercado con mayor poder de fuerza, ya que el volumen de acopio total permite ir al mercado a negociar en una posición ventajosa, que se traslada al productor en mejores cotizaciones de los granos y mejores condiciones comerciales”.

En los distintos Mercados a Término, Coopar también brinda la posibilidad de operar a través de la cooperativa, ya que para el Agente de Liquidación y Compensación (ALyC) el cliente es Coopar, aunque se trabaja “por cuenta y orden del productor”. Precisamente, estas opciones son importantes, ya que operar mercados de Futuros & Opciones permite asegurar el precio futuro de la cosecha. Actuar en el tiempo permite que la oferta y la demanda se autorregulen, evitando de este modo las bruscas oscilaciones en los precios de productos, tales como los granos, que se caracterizan por una oferta estacional y una demanda permanente.

Las proyecciones

Para la campaña 2018, que comenzará en diciembre de 2017, “hay buenas perspectivas”, dijo el jefe de Cereales, quien aclaró que no se pueden hacer proyecciones exactas, ya que la cosecha dependerá de las contingencias climáticas: “Depende que los factores climáticos ayuden al buen desarrollo de los cultivos”.

“Esperamos y nos gustaría, algún día, llegar a las 300.000 toneladas, pero eso dependerá de las cosechas futuras y de ampliar nuestra masa societaria”, remarcó.