Álvarez Maldonado: “El Gobierno pone al sistema cooperativo fuera de competencia”

24/05/2017 El vicepresidente de la Federación Entrerriana de Cooperativas (Fedeco), Gonzalo Álvarez Maldonado, afirmó a AIM que la carga tributaria en Entre Ríos “pone fuera de competencia al sistema cooperativo”. Reclaman que se deroguen las resoluciones que obligan a las entidades a ser agentes de retenciones y percepciones y la exención de Ingresos Brutos para productores.

El Gobierno de Gustavo Bordet sostiene medidas que atentan contra los intereses de los pequeños y medianos productores y de las cooperativas entrerrianas a favor de las grandes empresas.  El silencio y la dilación de las respuestas a los reclamos de la Mesa de Enlace preocupan al sector, que aguarda expectante medidas concretas.

En la última audiencia con el ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, Hugo Ballay, y con autoridades de la Administradora Tributaria de Entre Ríos (Ater) “se plantearon tres cuestiones importantes: que se corrijan los errores de liquidación del Impuesto Inmobiliario Rural (IIR); que se deje de aplicar las resoluciones 319 y 398/16 de la Ater, referidas a retenciones y percepciones de ingresos brutos; y que se derogue el impuestos de Ingresos Brutos al campo, ya que es un tributo distorsivo”, recordó Maldonado a esta Agencia.

En ese sentido, el referente explicó que están atentos a las respuestas del Ejecutivo provincial “ya que Ingresos Brutos pone fuera de competencia de la actividad privada no sólo a los productores sino, también, a las cooperativas”.

Las resoluciones 319 y 398/16 sobre el modo de percepciones y retenciones de la Ater “dejan fuera de competencia de la actividad privada a las cooperativas, porque el Gobierno en vez de aplicar este tipo de medidas por actividad hace un listado en el que las cooperativas están incluidas y empresas y comercios de la actividad privada no”.

Además, recordó que el campo fue gravado con Ingresos Brutos a partir de la gestión anterior: “Históricamente el sector productivo estuvo exento, pero el Gobierno anterior equivocadamente hizo eso y a la industria se lo colocó y, después, lo eliminó y pero al campo se lo dejó”.

Pero a esos inconvenientes se suma la fuerte presión tributaria que se generó por el Impuesto Inmobiliario Rural, que aumentó más de un 50 por ciento en algunos casos, dijo el vicepresidente de Fedeco, quien señaló que esperan que se corrijan las malas liquidaciones.

Ante ese escenario, desde el sector “hay expectativas de que en estos días el Gobierno dé respuestas positivas para el sector”, y aclaró que si no hay soluciones el cooperativismo buscará reunirse con Bordet.